Siguenos en Twitter Facebook

Las principales características y componentes que distinguen a una casa estilo canadiense son ciertos atributos, tanto internos como externos.

Por fuera esta casa es de hermosa fachada y terminaciones, una casa que siempre luce limpia y bien terminada, porque no se pinta, por lo tanto no tiene el problema de tener que renovar pintura o corregir grietas causadas por elementos tales como sol, lluvia o frío.

Su estructura interna cuenta con ciertos elementos que la hacen, además, segura: tabiquería de madera impregnada que protege contra el avance de las termitas; placas OSB (Oriented Strand Board) que le otorgan solidez estructural; paredes interiores y cielos de drywall (yeso cartón)  que permite impecables terminaciones, sin grietas o uniones a la vista; lana de vidrio en paredes y cielos que aísla del calor, frío y  ruido.

En síntesis, se trata de una casa que luce externamente siempre como nueva y que en su interior guarda elementos que la hacen segura, protegida, que facilita a sus propietarios el  ahorro de energía y que requiere sólo de mínimos cuidados posteriores de mantención